responsabilidad social

Nuestra vida se compone de varias áreas, algunas de ellas más o menos privadas y otras que necesitan de nuestro esfuerzo diario (cada como quiera o pueda) para asegurar nuestro día a día y garantizar un mínimo confort y salud para nosotros a corto, medio y largo plazo. Por desgracia no todo el mundo tiene la suerte (sí, he dicho suerte) de vivir bajo un techo y poder acceder a ciertas «comodidades» diarias (3 comidas diarias, higiene, relaciones sociales sin agresiones, etc). Hace años decidí dedicar una parte de mi trabajo a formar a personas que estan en situaciones muy precarias y sin hogar. Esta aportación se concentra en formar (junto a educadores y voluntarios) a personas sin hogar para que tengan las herramientas necesarias para trabajar con unas mínimas habilidades (sociales y técnicas) que les garanticen unos ingresos básicos para re-iniciar su vida. Este trabajo lo realizo en ASSIS.CAT y te invito a visitarlo y si puedes, síguelos en las redes sociales y/o colabora con ellos ya que todo lo que puedas hacer impacta sobre personas como tú y como yo que, por situaciones sobrevenidas, nos podemos encontrar viviendo en la calle, sin que haga falta que estalle una guerra o haya un cataclismo mundial.

Gracias por leer este texto.

Guillem

Fuente imagen: Diario de Castilla La Mancha

Share this...
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin