Datos con base científica sobre el uso de plantas para la mejora del aire interior

Revisando informes y estudios realizados en diversos países, vemos que no hay datos que puedan darse como oficiales sobre las ventajas (en eso sí que están todos de acuerdo) del uso de plantas  para la mejora del aire interior de viviendas, oficinas, locales, etc.

Hay muchas variables que afectan a los resultados. entre algunas de ellas:

1. No todas las pruebas se realizan de la misma manera ni con las mismas condiciones (atmosfera controlada, estudio de un sólo componente orgánico volátil, no se tiene en cuenta siempre los materiales que hay alrededor y que pueden liberar moléculas no tenidas en cuenta, tiempos de ventilación de la habitación o espacio a estudiar, etc)

2. No siempre se utilizan las mismas plantas ni con el mismo sistema de cultivo (no es lo mismo un cultivo hidropónico que tener un cultivo en sustrato, el tamaño de la planta, etc)

3. No siempre se utilizan los mismos sistemas de evaluación y medición (y si fueran los mismos, habría que determinar el estado del calibrado, por ejemplo….)

….

Por eso hoy hemos decidido exponer algunos aquí algunos puntos que hemos encontrado interesantes en un estudio realizado en la University of Technology Sydney titulado Towards improving indoor air quality with pot -plants — A multifactorial investigation publicado en 2009 por la Sra. Margaret Burchett en Horticulture Australia Ltd. El estudio tiene como objetivo  el  “presentar los antecedentes y resultados de un proyecto llevado a cabo para avanzar en la tecnología hortícola de especies de plantas de interior, y así extender sus usos para mejorar la calidad del aire interior (IAQ) y la calidad ambiental interior en general (IEQ) para los ocupantes del edificio . El proyecto consiste en una serie de investigaciones de laboratorio, con cuatro especies ensayadas, sobre varios aspectos de sus funciones de aire de limpieza, incluyendo: (a) la influencia del tamaño de la maceta en la capacidad del microcosmos maceta-planta para eliminar los compuestos orgánicos volátiles (COV) , una clase importante de contaminantes de interior; (b) la caracterización de los cambios en el encapsulamiento-mezcla de comunidad microbiana asociada con la eliminación de VOC; y (c) la capacidad de las plantas a reducir las concentraciones de CO2 en interiores“.

Los resultados obtenidos fueron muy interesantes, resumiéndose en:

–  Un grupo de tres macetas de 12,5 mm es al menos tan eficaz como uno de 20 cm , bajo condiciones generales no industriales interiores (oficinas, hogares, etc.); y una maceta de 200 mm es tan eficaz como una maceta de 30 cm, bajo condiciones climáticas australianas.
–  Una maceta de 20 cm es tan eficaz como una maceta de 30 cm, bajo condiciones climáticas australianas. El número de plantas individuales tiene un mayor efecto en la capacidad de eliminación de COV que el tamaño del bote (y por lo tanto las plantas), por lo tanto a mayor número de plantas y  más pequeñas puede ser  el sistema ideal para maximizar la eliminación de COV
– Clústers o torres de plantas pequeñas podrían ser utilizados en lugar de macetas más grandes, o intercalados con muestras de mayor tamaño;  algunas plantaciones de interior también podrían ser recomendados para aliviar VOC ocupacional en las situaciones en que las altas concentraciones de COV son un hecho común, por ejemplo, en el motor garajes, tiendas de servicio de limpieza en seco, etc.
– Se confirma la función principal de las bacterias de la mezcla para macetas en la eliminación de COV por ocupación de plantas.
– Indicar que las respuestas de la comunidad bacteriana a la exposición COV, utilizando uno de los de la mayoría de los contaminantes comunes urbanos exteriores e interiores de aire en todo el mundo: el  benceno.
– Destacar la capacidad abundante del microcosmos presentes en el sistema maceta-planta eficaces para eliminar los COV del aire de interior ; por lo que se convierte en  una función interesante de las plantas de interior.
–  Los resultados de los estudios preliminares de laboratorio reportados son los primeros de estos estudios que nunca antes se han llevado a cabo sobre las capacidades de absorción de CO2 de las plantas de interior en su hábitat ‗indoor ‘. – Ellos muestran que (es decir, en bajas intensidades de luz normales) en oficinas demuestran una pequeña cantidad de captación neta de CO2 …
– … en los ensayos de prueba de cámara demostraron que el conjunto maceta-planta tiene que ser tomado en cuenta, porque la respiración de las raíces y la mezcla para macetas con presencia de microorganismos juntos pueden dar lugar a emisiones de CO2 equivalente a la absorción por las hojas – en  cuyo caso no se logra una reducción neta de CO2-.
– … se encontró en una oficina ‗ “campo de estudio” que las plantas de interior reducen el CO2 en unos valores  de 10% en un edificio con aire acondicionado, y en un 25% en un edificio con ventilación natural. Sin embargo, encontramos en un estudio sobre una muestra de oficina que, con los nuevos edificios, que cualquier reducción de CO2 fue inferior al 10%, debido a que los sistemas de aire acondicionado en los edificios más nuevos muestreados eran más eficientes, con ventilación forzada en los niveles de CO2 de 800 ppm.
– El sistema maceta-plantas tiene la potencialidad  para reducir la carga en dichos sistemas de aire acondicionado, y por lo tanto reducir la huella de carbono de la ciudad.
– …..mientras tanto, las plantas de interior se pueden organizar para optimizar su contribución a la reducción de CO2, por aplicación de los principios generales de uso – colocándolos en función de su conocida tolerancias de luz / sombra; maximizar el área de follaje; y la utilización de su capacidad de aclimatación por abajo de la regulación, en cierta medida, sus requerimientos de luz a la que prevalece el régimen de luz interior.

Este estudio se realizó con 12 especies:  Aglaonema modestum (Fam. Araceae),  Chamaedorea elegans (Fam. Palmae), Dracaena deremensis ‗Janet Craig‘ (Fam. Dracaenaceae; prev. Liliaceae),  Dracaena marginata,  Epipremnum aureum  (Pothos) (Fam. Araceae) , Howea forsteriana (Kentia) (Fam. Palmae) , Philodendron ‗Congo‘ (Fam. Araceae),  Sansevieria trifasciata (Mother-in-law‘s tongue) (Fam. Ruscaceae/Dracaenaceae),   Schefflera ‗Amate‘ (Qld. Umbrella Tree) (Fam. Araliaceae),  Spathiphyllum ‘Petite‘  (Peace Lily) (Fam. Araceae),  Spathiphyllum ‗Sensation‘  Zamioculcas zamiifolia.

Como vemos las conclusiones aportan buenos resultados y grandes prespectivas.

Si es cierto que:

1. es mejor utilizar más plantas pequeñas que no una planta grande

2. el sistema maceta-planta (entendido como la inclusión del substrato como base para microorganismos) ha de ser tenido en cuenta por su captación y liberación de CO2 y COV’s en el balance final

3. hay que potenciar el uso de “clústers” o sistemas de torres

Entonces tenemos una posible solución: las envolventes vegetales (cubierta verde y jardín vertical). Con ellas podemos aglutinar y resolver los 3 puntos clave de este estudio. Es decir, con ellas podremos destinar espacios desaprovechados (paredes y techo) para plantar gran densidad de planta pequeña (más eficiente que pocas plantas grandes) y mantenr el sistema maceta-planta intacto.

Queda mucho por recorrer pero estamos en la carretera adecuada.

Fuente imagen: https://www.smallfootprintfamily.com/sources-of-indoor-air-pollution

Nota: La traducción ha sido realizada intentando mantener en todo momento la intención y significado final del texto, respetando al máximo los comentarios de los autores.

Share this...
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to Top