piensa y diseña a favor de la naturaleza

El concepto biofília se está utilizando estos ultimos años de forma gratuita, al igual que el concepto sostenibilidad, biodiversidad, etc. La gente lo utiliza sin saber realmente a qué se refiere y qué consecuencias tiene. Saben que es un concepto escudo, es decir, un concepto que sirve para justificar y proteger a ideas que pretenden implementar. Vamos a ver, en este caso qué significa diseñar teniendo en cuenta la naturaleza y conceptos biofílicos.

Primero de todo, ¿qué es la biofilía? La biofilia es un concepto que apareció en un libro con el nombre Biofilia (Biophilia en original inglés en 1984) escrito pot Edward Osborne Wilson. En él, y resumiendo de forma muy drástica, se explica cómo el ser humano tiene una conexión innata con todo lo viviente (fauna y flora) que es producto de la evolución del hombre y de la selección natural. Esta conexión con la naturaleza hace que la necesidad «instintiva» de supervicencia vaya vinculada a una naturaleza que garantice un entorno, ambiente o espacio con unas condiciones naturales mínimas.

Por lo tanto, diseñar teniendo en cuenta criterios biofílicos implica incorporar elementos naturales para mantener esa conexión para garantizar esa sensación instintiva (muchas veces irracional) de confort y seguridad. Espacios con vegetación, elementos con texturas y colores naturales, iluminación natural, bien ordenos y en su justa utilización potencian ese efecto.

Evidentemente no todos los espacios se pueden diseñar introduciendo la biofilia teniendo todos los aspectos contemplados, pero en la medida de lo posible, tener un 10% siempre será mejor que un 1%, está claro, ¿no?

En este punto llego donde quería terminar: diseñar espacios para albergar vida (flora principalmente) siempre garantiza que el ser humano esté confortable.

Las plantas necesitan luz blanca fría (temperatura color a partir de 5.500 K) y un grado de humedad de entre el 30 y el 45%. Los espacios han de estar ventilados, con un rango medio de temperatura entre los 15 y los 28º y espacio suficiente. Estos valores no siempre se dan en viviendas, oficinas, locales comerciales, etc. ya que los valores lumínicos a menudo son muy inferores en cantidad (lux) y calidad (temperatura color), la ventilación suele ser escasa y los rangos de humedad ambiental suele estar entre el 20 y el 35%.

Por lo tanto propongo diseñar para que la naturaleza se imponga y asegurarás que la gente usará ese espacio.

Diseña para la naturaleza, las personas estaran cómodas. Lo contrario no siempre funciona.

imagen_«Natural b/w» by denisemichelle is licensed under CC BY-NC-ND 2.0

música_coolverine by Mogwai

Malas hierbas